Día Mundial de la Osteoporosis

Los objetivos del tratamiento de la osteoporosis son la prevención de fracturas, reducir el dolor cuando existe y mantener la funcionalidad.

El día 20 de octubre se celebra el Día Mundial de la Osteoporosis, una iniciativa promovida por la International Osteoporosis Foundation (IOF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que este año 2015 tiene como lema “Mujeres fuertes hacen mujeres aún más fuertes”.
La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la masa ósea y el deterioro de la estructura del esqueleto, lo que conduce a un aumento de la fragilidad del hueso y un mayor riesgo de fracturas.

Además, conforme se va alterando la estructura ósea, aparecen las manifestaciones clínicas propias de la enfermedad: dolor, impotencia funcional y deformidad. Las localizaciones más frecuentes son en muñeca, vértebras y cadera, aunque cualquier hueso puede fracturarse fácilmente.

La osteoporosis es una enfermedad frecuente: afecta a una de cada tres mujeres de entre 60 y 70 años, a dos de cada tres de las mayores de 80 años, y a uno de cada ocho varones mayores de 50 años.

Muchas personas mayores presentan riesgo de caídas, y por tanto de fractura, por mala coordinación y visión, debilidad muscular, confusión y uso de hipnóticos u otros fármacos que alteran el nivel de conciencia. La fractura más grave, es la de cadera; es muy dolorosa y siempre necesita hospitalización.

Además, las mujeres postmenopáusicas presentan un riesgo elevado de osteoporosis. De acuerdo con los criterios diagnósticos propuestos por la OMS, si se considera simultáneamente la densidad ósea en las tres localizaciones típicas (muñeca, columna y cadera), se calcula que el 30 % de las mujeres postmenopáusicas serían osteoporóticas. Casi el 50% de las mujeres que llegan a los 70 años desarrollaron alguna fractura osteoporótica.

Los objetivos del tratamiento de la osteoporosis son la prevención de fracturas, reducir el dolor cuando existe y mantener la funcionalidad.